INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Deuda y finanzas

Recientemente ha habido preocupación por el crecimiento de la deuda pública en México. La deuda, medida a través del SHRFSP, ha crecido de 10.8 billones de pesos en junio de 2018 a 12.26 billones en julio de 2020. Esto significa que hoy, la deuda pública supera 52 por ciento del PIB.  

La expectativa es que la deuda pública seguirá creciendo porque no se vislumbran mejoras en la economía. Así, se prevé que, para fines de este año, la deuda ascenderá a 55.4 por ciento del PIB. Más aun, ya hay quienes estiman que, al final del sexenio, la deuda oscile alrededor de 70 por ciento del PIB. 

El crecimiento de la misma refleja que hay problemas en las finanzas públicas. Su aumento no puede atribuirse solamente a las crisis sanitaria y económica. De hecho, la deuda no se ha visto reflejada ni en programas de reactivación económica ni en la promoción de la ocupación y el empleo. 

Los problemas de las finanzas públicas se han manifestado en: 1) la mayor deuda pública; 2) los menores recursos del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios; y, 3) en los intentos del gobierno para apropiarse de los recursos en custodia en Banxico.  

El crecimiento de la deuda pública refleja en buena medida que hay problemas en el manejo de las finanzas públicas. Esta situación es preocupante porque estos problemas no contribuirán a que la economía mexicana salga de su crisis en el corto plazo. Incluso, podrían inducir un nuevo tropezón a la misma. 

En mi opinión, resulta preocupante que el desempeño de la economía mexicana ya no pueda describirse en términos de una “V” sino de una “W”. Se requieren cambios en el manejo de las finanzas y deuda públicas. Desafortunadamente, los Criterios de Política Económica 2021 no anticipan que habrán dichos cambios. 

starp2000@yahoo.com

jl/I