INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

¿Está pensando solicitar una cita en el Servicio de Administración Tributaria (SAT)? Pues acumule paciencia, porque la tendrá, si bien le va, en seis meses. Ora que el plazo se puede ir hasta casi el año. Y es que ése es el problema que están enfrentando los contribuyentes para los trámites presenciales. No hay citas, y así lo confirma el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara, Sergio Armando Flores Robles.

Pero si el atraso y colapso en citas le parece preocupante, agárrese a 20 uñas de su asiento, porque Flores Robles indica que aparecieron en el escenario los coyotes, quienes, confirmamos, venden citas hasta en 5 mil pesitos cada una. Eso sí, en menos de ocho días. A esto advierta que, probablemente, sea un fraude. Así que póngase buzo caperuzo.

***

Guadalajara celebró 479 añitos de vida. Y la invitación de las autoridades municipales a hacerlo con “bien mucho orgullo tapatío” derivó en la entrega de la renovada plaza con el mismo nombre de la ciudad, la entrega del premio Ciudad de Guadalajara a la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado, y la develación de la escultura del líder indígena Francisco Tenamaztle, precursor en la defensa de los derechos humanos. La efigie, colocada en la Plaza Fundadores (atrás del Teatro Degollado), pasó del abandono en el Parque Alcalde al barrio de San Sebastián y ahora al Centro Histórico tapatío, como reivindicación y reconocimiento al proceso de mestizaje, diría la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Guadalajara llegó a festejar su fundación en un contexto en el que ahora afronta ooooootra pandemia, que recuerda las que llegó a padecer en otros siglos y que también la asolaron, al parecer con mayores daños. Pero, bueno, las autoridades estatales y municipales también rindieron guardias de honor al primer alcalde, Miguel de Ibarra, y a Beatriz Hernández, una de las fundadoras (hasta nombre de colonia tiene) del trashumante pueblo (pronto con título de ciudad) que encontró su ubicación definitiva cerca del ahora entubado río San Juan de Dios, en el Valle de Atemajac. ¡Cuántas historias alberga nuestra ciudad! ¡Bien muchas!

***

Luego de observar lo que sucedió el primer día de reapertura casi total de las actividades económicas, tras el tercer botonazo, se nos congeló la sangre. Y es que constatamos cómo miles de jaliscienses salieron a plazas, bares, centros comerciales y un largo etcétera a divertirse y de compras, sin cumplir las medidas sanitarias, lo que es un mal augurio de lo que podría suceder al relajarse las medidas de prevención y contención de la pandemia de Covid-19.

Y es que parecía que además de confinados, tenían atados a los miles que, sin evitar la sana distancia, sin cubrebocas ni gel antibichos colmaron sitios públicos metropolitanos. ¡Qué mello! Imploramos que no haya oootro repunte de enfermos y muertos. Muuuuchos se creyeron aquello de que la vida no vale nada (José Alfredo Jiménez dixit).

***

La buena noticia es que ayer, pardeando la tarde, la Fuerza Aérea del país trajo a Jalisco 58 mil 690 dosis de vacunas contra el SARS-CoV-2 de AstraZeneca procedentes de India. Se aplicarán a personas mayores de 60 en municipios con mayor marginación en seis regiones sanitarias, como informó el gobernador Enrique Alfaro.

Y que las de Pfizer, para la segunda dosis al personal médico, llegan entre martes y miércoles, le avisaron. ¿Las que vendrán serán suficientes para proteger a quienes andan arriesgando el pellejo? También, sin mencionar al enfermero detenido en Zapopan que presuntamente vendía vacunas, Alfaro aclaró que éstas no se comercializan, en ningún mercado las ofrecen. Bueno, en el mercado negro, sí. Dan chanchullo por liebre.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I