INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Generación de empleos

La pandemia dio muy severo golpe al empleo en todo el mundo, en el país fue agresivo con la pérdida de un millón de empleos de los que se han recuperado en el primer trimestre del año 252 mil puestos de trabajo.

Al menos en seis entidades la generación de empleos en este marzo pasado fue superior a los registros del mismo mes del pasado año, lo que es muy alentador para la recuperación económica en esas entidades.

Hablamos de Baja California, Sonora, Chihuahua, en el norte de país, Zacatecas y Nayarit, en la zona media, y Tabasco en la zona sur. En todos estos estados se logró subsanar el empleo perdido durante la pandemia.

Desgraciadamente estas entidades no son las de mayor potencial económico. La Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Guanajuato o Puebla, tuvieron nuevos empleos pero no lograron mejorar el número de puestos de trabajo que tenían en marzo de 2020.

La dispareja situación habla por sí sola de lo complicado que todavía se observa en la recuperación económica del país, a pesar de que se pronostica un crecimiento del PIB de hasta 5 por ciento para este 2021.

Queda claro que son los empleos lo que permite el mejoramiento de los niveles de vida de las mayorías, porque los superricos, como ya se apuntó en entregas anteriores lograron grandes ganancias, mientras los trabajadores sueñan al menos con un sueldo seguro, así fuera el mínimo.

Ya veremos cómo prosigue el mejoramiento económico post Covid-19.

AHORROS

La ley que regulará la subcontratación, mejor conocida como outsourcing, quedó aprobada y aunque no deja satisfechos a todos, pondrá orden en un esquema que mucho perjudicó a los trabajadores, sobre todo en cuanto a prestaciones y antigüedad se refiere.

Ahora queda prohibida en lo general la subcontratación, aun cuando se permitirá para servicios especializados que no formen parte del objeto social de las empresas contratantes.

Lo novedoso de la nueva legislación es que el gobierno, sus entidades, también podrán subcontratar. Ya veremos si no se abusa de esta figura, como en el pasado se hizo, hasta significar formas de privatización de servicios básicos que otorga el gobierno.

Otro riesgo que tampoco resuelve la nueva ley es el de la evasión fiscal, posibilidad que sigue viva y sobre la cual mucha atención tendrá que poner la secretaria de Hacienda, a través del SAT y la Unidad de Inteligencia Financiera, para evitar ilegalidades.

salvadormartinez@visionmx.com

Twitter@salvador_mtz

JB