INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

TMEC sólido

Los temores de confrontación que muchos esperaban, y algunos hasta motivaban, en torno al primer encuentro a nivel ministerial sobre el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) se disiparon con el comunicado conjunto emitido de forma trilateral en el que quedó de manifiesto el interés por sacar beneficios para todos del acuerdo comercial. 

Las diferencias, discrepancias y reclamos que se pensaba aflorarían en el encuentro entre las tres naciones no significaron motivo de ruptura, sino sólo acuse de recibo y la intención de canalizar los temas álgidos, como explotación energética, relaciones laborales, producción agrícola y protección al medio ambiente, a negociaciones específicas con especialistas para encontrar soluciones. 

La secretaria de Economía de México, Tatiana Clouthier, y sus contrapartes de Estados Unidos, Katherine Tai, y de Canadá, Mary Ng, prefirieron eludir el conflicto y centrar sus esfuerzos en el diálogo y la comunión en el trabajo conjunto, al menos en este primer encuentro, para beneficio de la región norteamericana. 

Desde luego que no se puede pensar que no hay diferencias de criterios, enfoques e interpretaciones, especialmente en el ámbito petrolero en el que México ha hecho grandes esfuerzos por rescatar para el país la riqueza de los hidrocarburos, a fin de que beneficie también a los mexicanos. 

En tanto en Estados Unidos y Canadá sólo se piensa en las ganancias para sus empresas privadas, varias de las cuales ya tienen jugosos y muy ventajosos contratos para extracción y comercialización de crudo, mismos que son hoy puestos en duda y bajo legítima revisión por el Estado mexicano. 

Por lo pronto imperó la cordura por las tres partes y se abren caminos de diálogo que deberán redundar en beneficios a la población de las tres naciones de América del Norte, mercado que representa 1.5 billones de dólares en comercio conjunto. 

Ahorros 

Para La Voz de la Industria, en su volumen 9, número 262, la recesión en México llegó a su fin al dejar atrás los resultados negativos de 2020 y logar en abril un crecimiento anual de 20.6 por ciento anual. 

Establece que el desempeño del sector industrial es favorecido por la reactivación del mercado estadounidense, lo que propicia las exportaciones de manufacturas asociadas a la fabricación de aparatos electrónicos, maquinaria y equipo. 

También se observa que este amplio crecimiento anual verá frenar su amplia elevación hasta marzo de 2022, cuando las evaluaciones ya no sean contra una aguda parálisis económica como la sufrida el pasado año. 

salvadormartinez@visionmx.com

Twitter: @salvador_mtz

jl/I