INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

¿Cambió Lemus su postura?

En las últimas semanas se ha retomado la información sobre la venta de departamentos en la Villa Panamericana. Basta con utilizar cualquier buscador en la red y se encontrarán las ofertas de inmuebles, con precios que parten de los 2.8 millones de pesos. 

El Diario NTR Guadalajara ya había dado a conocer que recientemente los edificios habían sido remozados, se sembraron flores nuevas y se dio mantenimiento a los jardines, además de que se pusieron en funcionamiento las fuentes. También se constató que se programaron visitas de grupos para conocer las instalaciones. 

Las suspensiones que impiden que la Villa Panamericana fuera utilizada como vivienda todavía están vigentes, pero ese no ha sido un obstáculo para que el proyecto avance, pues tiene el respaldo del gobierno estatal, con el pretexto de recuperar los recursos invertidos por el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal). 

Desde que este diario dio a conocer la venta del proyecto por parte de los inversionistas originales a la empresa Green Life Capital, el presidente municipal con licencia de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, advirtió que no se entregarían las licencias para la venta de los departamentos. En una entrevista con reporteros, el actual alcalde electo de Guadalajara fue enfático: “No hay permisos de preventa. No hay habitabilidad y no habrá habitabilidad por parte del municipio”, además de afirmar que los desarrolladores no se habían acercado al ayuntamiento para cumplir con los requisitos que hacen falta sobre áreas de donación y servicios, además del pago de permisos. 

Según una nota publicada la semana pasada por la periodista Fernanda Carapia, el Ayuntamiento de Zapopan rechazó que exista permiso para que la empresa ponga a la venta los departamentos. 

Cuando se pronunció en diferentes ocasiones en contra de la Villa Panamericana, el alcalde con licencia Pablo Lemus siempre dejó entrever que sólo podía garantizar que el proyecto de convertir este inmueble en vivienda no avanzaría mientras él estuviera al frente del ayuntamiento. 

La presidente municipal interina, Graciela de Obaldía, llegó a esa posición por una decisión de Pablo Lemus. Es decir, es de toda su confianza y forma parte de su equipo. Por su parte, el alcalde electo Juan José Frangie llegó a la candidatura de Movimiento Ciudadano por imposición de Lemus, quien incluso logró hacer a un lado a emecistas más cercanos al afecto del gobernador Enrique Alfaro. 

Lo anterior significa que Pablo Lemus podría incidir en la decisión de la actual alcaldesa interina y de quien lo sustituirá en el cargo. La duda es si tiene interés en hacerlo. 

Este diario revisó el historial de empresas en las que ha participado Pablo Lemus y encontró que fue apoderado legal de Impulsora de Crédito Rural, SA de CV, en la cual también era apoderado legal Javier Moreno Cardeña. Este último es quien ha realizado todos los movimientos para activar la Villa Panamericana y aparece tanto en la empresa que vendió, Grupo Corey, como en la compradora, Green Life Capital. 

Tanto Moreno Cardeña como Lemus Navarro formaron parte de la dirigencia de Coparmex en el estado. Sin embargo, pese a esa relación, el alcalde con licencia se había mostrado firme al no permitir que la Villa Panamericana fuera utilizada para vivienda. 

La reactivación de la Villa Panamericana coincidió con el cierre de la administración municipal, como si los desarrolladores estuvieran esperando ese momento para buscar entendimiento con el siguiente presidente municipal. Hasta ahora, Juan José Frangie no se ha pronunciado al respecto, por lo que su silencio no parece un buen augurio. 

soniassi@gmail.com

jl/I