INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Entre logros y mermas en el presupuesto que se le da a la Universidad de Guadalajara (con un déficit de 2 mil 203 millones de pesos), su rector general, Ricardo Villanueva Lomelí, rindió su segundo informe de actividades, en el que reconoció a quienes se adelantaron en el camino, víctimas del Covid-19: un total de 121 universitarios que perdieron la vida. En su discurso, repitió y repitió que, aun cuando la lana es mucho menos, se pudieron realizar muchas cosas: infraestructura, chaineadita a salones de clase, crecimiento de matrícula, entre otros resultados.

La activa atención al Covid-19 de la UdeG para garantizar el derecho a la salud de los jaliscienses y la igualdad fueron temas que no se dejaron de lado, y aunque en este primer tópico hubo razones de sobra para acabar en aplausos, en materia de igualdad el rector general acabó reconociendo que hay aún una gran deuda con las mujeres en este sentido. El reto es tener una universidad pública libre de violencia, sobre todo contra las mujeres.

***

Los enfermos y sus familiares ya están cansados y hartos de que tengan que rogar por medicinas. Ya va casi la mitad de la administración federal y no ha sido capaz de crear un sistema que termine con el desabasto. Dijeron que podían con el paquete, por años persiguieron el hueso y, al parecer, les quedó grande el chaleco.

Los manifestantes que ayer caminaron del Paraninfo de la UdeG a La Minerva aclararon que no piden que se vaya López-Gatell o alguien más; demandan, exigen que, esté quien esté, haya medicinas, pues los niños se están muriendo porque el gobierno no es capaz de cumplir con su mínimo deber: el acceso de los mexicanos a la salud.

***

La Línea 3 de Tren Ligero sigue haciendo agua. Y eso es literal, porque en la primera revisión a la Cuenta Pública de 2020 la Auditoría Superior de la Federación señaló como una irregularidad que la obra haya sido entregada para su funcionamiento cuando en el túnel siguen presentándose filtraciones, así como “despostillamientos” en las dovelas, que son el recubrimiento del túnel.

Además, continúan acumulándose señalamientos de anomalías, ahora con 174.7 millones de pesos más que, si sumamos a las auditorías de los ejercicios anteriores, desde 2014, ya superan los mil 242 millones de pesos. Puuuuuuras fallas.

***

Lo que el gobierno de Tlaquepaque ve como usurpación de un espacio público para beneficio privado, otros lo ven como un servicio público a bajo costo para niños que no pueden acceder fácilmente a servicios psicológicos y de nutrición. Depende de la perspectiva. Dicen en la asociación civil Cedeini que llevan ya más de 3 mil personas atendidas en los casi seis años que han estado en ese edificio en Fovissste Miravalle, y que pusieron de su bolsillo para rehabilitarlo porque estaba completamente abandonado, usado por delincuentes para reunirse. Dicen.

Pero la versión oficial es que van a recuperar ese espacio para ofrecer servicios gratuitos. ¿Cuáles? Por lo pronto no hay respuesta porque ni siquiera le han dado una orden de desalojo firmada a los de la organización sin fines de lucro.

***

Todo el día hubo, uno tras otro, crímenes y sucesos infortunados. Se soltó el chamuco. Dos balaceras entre agentes de seguridad y delincuentes, tres muertos en una de ellas, un policía baleado, cinco heridos en la otra. La zona metropolitana se llenó de operativos desde temprano con una serie de intervenciones de agentes federales que aseguraron fincas, aunque nadie quiso decir de qué se trataba que porque todo venía de la FGR en la Ciudad de México. Ni siquiera dejaron participar a los locales; agarraron puros efectivos de Sedena y Guardia Nacional para evitar alguna filtración. Ya ven como hay chivatazos.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I