INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

El gobernador Enrique Alfaro ahora se fue contra el Comité de Participación Social del Sistema Estatal Anticorrupción de Jalisco. Se dio cuenta de que la reforma 2.0 propuesta por su diputada Mirza Flores no tenía sustento en el tema de quitar los honorarios de los integrantes del CPS, por lo que decidió meter reversa, eso sí, no sin antes declamar el regaño correspondiente y decirles inservibles a los que conforman el CPS, tal vez y solo tal vez porque no están a su servicio e investigan temas como A Toda Máquina, por ejemplo. Esas cosas que al gobernador no le gustan, pues.

Además, Alfaro exigió cuentas a los del CPS; se le olvidó que el año pasado hasta fue al informe anual, o ¿de plano no supo a qué fue? Ya el CPS, en tono institucional, respondió punto por punto al mandatario en un video, en voz de su presidente, Annel Vázquez.

***

La casi moribunda y actual Legislatura se ha caracterizado por legislar con caprichos, artimañas y tretas jurídicas que, una y otra vez, se reflejan en resoluciones para enmendar planas o revocaciones. De nuevo se escuchó en tribuna y en pasillos “se los dijeeeeeee”, ahora que el propio gobernador Enrique Alfaro hizo recular a sus diputados naranjas y aliados, pese a que no actuaron solos, sino con su venia (¿hubo jalón de orejas a la diputada Mirza Flores?).

Semanas atrás atestiguamos debates fuertes en tribuna; salpicados incluso con descalificativos, para defender la eliminación de los honorarios al CPS y, ahora, el gobernador anunció que debe vetar la propuesta porque está mal hecha (¿pesó la resolución de la Corte en el caso de Baja California?). Las advertencias y argumentos que en su momento usó la oposición no fueron escuchados, cuando se parecen a los usados por Alfaro en su video rolado en redes sociales. De pena ajena la Legislatura. Votan por consigna y luego echan obligada reversa. ¡Uf!

***

Luego de que, al parecer, nada detiene que en pleno corazón de Zapopan se levante un proyecto de departamentos y comercios denominado Plaza Arcos, el regidor de Morena en el ayuntamiento zapopano Hiram Torres sacó un as bajo la manga. El edil interpuso una denuncia ante la Procuraduría de Desarrollo Urbano (Prodeur), ya que el proyecto, señaló el funcionario, viola la Ley General de Asentamientos Humanos federal, que habla sobre progresividad de espacios públicos.

Con todo, duro y a la cabeza, Hiram Torres consiguió que la Prodeur admitiera la representación, aunque faltará comprobar que esta instancia no se haga de la vista gorda o, bajo la mesa, simule un recurso para luego decir que siempre no, porque en Zapopan, eso de simular procesos legales, vaya que se les da muy bien, y si no, ¿alguien sabe qué ha pasado con la Villa Panamericana? Sí, esa, la que sería defendida aun cuando se tuviera un pie en el bote.

***

El conflicto entre la UdeG y gobernador continúa vía los desquites, cual chamacos de secundaria o prepa. Hoy se votará en el Congreso local la ratificación o rechazo de un periodo más de dos magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, y lo que sucede normalmente es que se vota a favor. Peeeeero el diputado Enrique Velázquez adelantó que sólo pasará el de Luis González Montiel, porque el de Adrián Joaquín Miranda lo rechazarán al identificarlo con la UdeG, de la que fue director jurídico, sin tomar en cuenta su capacidad y sus resultados.

Acusó Velázquez que están manipulando los procedimientos sin respetar la norma interna sólo para perjudicar a la UdeG. No será la primera vez que los diputados naranjas y panistas aprueban asuntos por mayoría de pleno sin respetar su propia norma, como Legislatura o diputados obedientes a consignas.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I