INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Transparencia a modo

Los ayuntamientos de zona metropolitana y los poderes del estado ejercen, específicamente en esta última administración, una transparencia a modo. 

Hay que reconocer que se ha avanzado mucho en el tema porque el término es más familiar y encuentras más documentos en los portales web, pero también se debe enfatizar que cuando no quieren o no les conviene hacerlo, lo omiten. 

Aquí en estas situaciones se aplica la transparencia a modo y hasta tiene sus vertientes. 

La más usual, con la cual piensan que sí están cumpliendo en este rubro, es cuando anuncian que van a tener una sesión de pleno o comisión y ponen la orden del día sin anexar los documentos de los dictámenes a votar o las comunicaciones recibidas. 

El Poder Judicial es el que más abusa en este recurso, porque cuando se quiere consultar lo que van a ver en sus sesiones del Supremo Tribunal de Justicia o el Consejo de la Judicatura, sólo se encuentra el esqueleto de lo que es una orden del día, pero sin poder acceder a ningún documento. 

Pero no es el único, porque parece una práctica reiterativa en los otros entes públicos, no sólo los que he mencionado. 

Otra práctica es que aun cuando haya pasado la sesión de comisión, comité o de pleno se evita subir estos documentos para ser consultados, a veces lo hacen con retraso y otras nunca lo suben. 

Los ayuntamientos son propensos a convocar sesiones de pleno en horarios tardíos, y en evitar poner a disposición del ciudadano los dictámenes que van a discutirse antes de que arranque para poder conocer la información que va a ser votada. 

Hasta el momento, de zona metropolitana se tiene que insistir, como medio de comunicación, que los circulen para saber lo que están discutiendo y votando, y se puede tener éxito con la petición, sin embargo, aparece la trampa porque los que son importantes o de discusión no se circulan, ésos se mantienen en secreto hasta el día siguiente o hasta días posteriores. 

Lo mismo pasa con el Poder Legislativo. Los acuerdos, los comunicados o los dictámenes suelen publicarse antes de empezar la sesión que se convocó, pero cuando las convocatorias a sesión son imprevistas o van a discutir temas puntillosos o de polémica no los suben. 

Ayer volvió a pasar que la agenda pública de las actividades del Congreso local no era compatible con los eventos que aparecía en la orden del día en el apartado de Gaceta Parlamentario en el portal web. 

Había cuatro eventos en agenda pública, y en la gaceta sólo aparecía uno sin poder acceder a ningún documento. 

En el caso del Ejecutivo, la transparencia es manejada a criterio de transparentar sólo algunos documentos del proceso y no todos, por ejemplo, si se trata de una adquisición y se quisiera consultar el proceso completo, desde la petición hasta la compra y la facturación, no se puede porque no está toda la información disponible. 

Aún con todas estas limitantes y dificultades para encontrar la información o para entender lo que se está votando, estos entes públicos aseguran que están cumpliendo con la transparencia cuando no es así. 

Un usuario simulado podría ayudarles a detectar sus fallas y corregirlas, pero todo parece que quieren practicar con toda intención “la transparencia a modo”, porque sí saben lo que deben hacer y lo desestiman por conveniencia. 

A partir de este viernes hay cambios en las administraciones municipales, ojalá que este tema sea su prioridad y que sean ejemplo de que todo está publicado para conveniencia del usuario. 

jessipilar@gmail.com

jl/I