INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Bolsa abierta para contratar

Los 38 diputados locales tienen manga ancha para contratar a su personal, la bolsa es de 150 mil pesos netos mensuales sin que nadie les ponga algún requisito para hacerlo. 

Esta bolsa es discrecional, no sólo las personas que quieran contratar o por el tiempo que quieran hacerlo sino también en el número de empleados que buscan que estén en sus oficinas. 

Antes estaba el candado de que únicamente podían contratar un mínimo de cuatro personas, hasta siete, con la finalidad de dar sueldos atractivos y evitar diluirlos entre muchas personas, pero llegó la actual Legislatura y quiso cambiar las reglas. 

Ahora la contratación se puede dar por el número de personas que deseen porque el único requisito es que sea un mínimo de cuatro al mes, y esto se prestara para conocer si los diputados quieren contratar a personal profesional o simplemente lo usan como bolsa de trabajo para pagar favores de campaña o compromisos. 

También hay que estar pendientes sobre la permanencia de estas personas, porque suele usarse muchas veces quitarles el trabajo para castigar a quienes se portan mal con ellos y nombrar a otro en su lugar. 

Esta situación se presta a tener miedo a contradecir al legislador y hacer todo lo que le diga, no sólo por obediencia sino por temor a hacerlo enojar y perder fácilmente el trabajo, incluso también se presta, y aquí es lo más grave, a aceptar la división de su salario para compensar el de otros. 

En todas las legislaturas se han dado casos de que el diputado te ofrece un salario, pero te pide en ocasiones hasta la mitad del mismo, ya sea para dárselo a otra persona que no pudo meter en la nómina o para guardárselo en su bolsillo, y muy pocos se atreven a decirlo porque eso implicaría quedarse sin nada. 

Aquí no hay denuncias, se quedan en quejas muy en lo corto con las personas de confianza o a veces se revela esta práctica cuando los despiden injustificadamente como un desquite por haberlo hecho. Es un secreto a voces que a nadie le importa regular ni siquiera entender. 

Esta nueva Legislatura contrató a su personal numerario y les pagó apenas este martes, aún no sabemos cuántas personas se contrataron por diputado porque la información no está disponible. Esta bolsa sigue abierta para contrataciones porque hubo muchas personas que no tuvieron sus papeles a tiempo. 

Al Congreso, la nómina de los supernumerarios les costará más cara porque tienen que dar esta prestación de Pensiones del estado de manera obligatoria y representa 42 millones de pesos extras al año. Todavía no han dicho de dónde lo sacarán o si esto implica reducir la bolsa de empleados, lo cual lo dudamos porque jamás será para ellos una opción disminuir la nómina; al contrario, siempre buscarán crecerla. 

Los retos de esta Legislatura sería instaurar el servicio civil de carrera para que los empleados de base puedan escalar y superarse, y otro más importante sería evitar la tentación de contratar tanto empleado temporal y disminuir esta nómina porque con el paso de los años les dan argumentos jurídicos para pelear la planta de base. 

Ahora con la reelección ya hay varios empleados que pueden usar estos argumentos debido a que llevan no dos sino hasta tres legislaturas seguidas y podrían buscar esta garantía laboral. 

Y ahora en esta Legislatura ni siquiera quisieron simular no contratarlos en la primera quincena para evitar esta periodicidad laboral, sino que les pagaron de manera retroactiva como si hubieran estado trabajando desde los primeros días. 

Así se las gastan porque se trata de favorecer a los suyos. 

jessipilar@gmail.com

jl/I