INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

CompraNet 

Desde el 15 de julio, la SHCP suspendió las operaciones del sistema electrónico de información gubernamental CompraNet. La decisión se justificó argumentando fallas técnicas en la infraestructura que hospedaba a la mencionada plataforma. 

La suspensión de operaciones de CompraNet desató quejas y extrañamientos por parte de diversas instituciones. Entre estas destacaron aquellos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), del Inai y del Imco. 

La suspensión de Compranet redujo la confianza en las licitaciones públicas de la administración federal. Desde 1996, CompraNet había sido reconocido internacionalmente por liderar, innovar y hacer accesibles los procesos de licitaciones públicas. 

Tras las quejas y los extrañamientos, la SHCP se vio obligada a asegurar que la suspensión sería temporal y que estaba trabajando en su reactivación. Sin embargo, todavía no hay ningún comunicado sobre la reactivación de la plataforma. 

¿Por qué es necesaria dicha reactivación? Porque CompraNet es un garante del buen manejo de las finanzas públicas. Ello porque el sistema provee información sobre las adquisiciones, los arrendamientos, los servicios, las obras públicas y servicios relacionados. 

En este contexto, los usuarios de CompraNet incluyen las dependencias y entidades de la administración pública federal y de los gobiernos estatales y municipales; los oferentes de bienes y servicios; y los particulares interesados en las contrataciones públicas. 

¿Qué consecuencias tiene la suspensión de CompraNet para el país? En la práctica, la suspensión reduce la transparencia, genera incertidumbre y hace cuestionables la rendición de cuentas y la integridad de los procesos de contrataciones gubernamentales. 

La suspensión también podría inducir sanciones al país por parte de Estados Unidos y Canadá. Ello porque la suspensión potencialmente restringe la imparcialidad en las licitaciones públicas y la competencia económica entre los proveedores de bienes y servicios. 

¿Podrían resentirse consecuencias a nivel estatal? Sí porque la mayoría de las entidades federativas dependen de CompraNet. Las únicas entidades que tienen sistemas propios son Ciudad de México, Colima, Chihuahua, Estado de México y Oaxaca. 

En mi opinión, CompraNet debe reactivar su funcionamiento a la brevedad. No tiene sentido promover la opacidad, la desconfianza y la ineficiencia en las licitaciones públicas. El gobierne debe proveer certidumbres en su manejo de las finanzas públicas. 

*Economista e investigador de la UdeG

antoniop@cucea.udg.mx

jl/I