INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

El negocio del servicio de transporte público se supone que es de la iniciativa privada, pero como si no les bastaran los 50 centavos que se quedan de cada pasaje que se paga con 10 pesos y que no da cambio la alcancía, el gobierno les dará 500 melones adicionales porque po-bre-ci-tos de los empresarios transportistas. Que ya les pegó la inflación (como si al resto de la población no) y que, para dar un servicio, según dicen, de calidad, necesitan de estos 500 millones de pesotes.

No contento con esto, el gobernador Enrique Alfaro quiere que sea ley que esta bolsa se conforme año con año, es decir, que cada ejercicio fiscal los empresarios reciban 500 mdp para continuar con la prestación del servicio sin subir la tarifa. Desde los tiempos del ex alcalde y luego dirigente cetemista Heliodoro Hernández Loza los camioneros han sido una pesadilla, pero ahora se les apapacha generosamente.

***

Los que luego luego salieron a decirle sí gobernador, lo que usted diga, fueron los diputados de Movimiento Ciudadano. En consonancia con el mandatario, pretenden que el subsidio a los transportistas sea permanente por parte del gobierno del estado. Y los legisladores ya se alistan para incluirlo en la Ley de Movilidad. Peladito y a la boca, diríamos.

Sin embargo, la anunciada medida ha generado críticas de legisladores de oposición y usuarios. Por ejemplo, que las alcancías de los camiones no dan cambio y se clavan (se roban, pues) 50 centavos cada que se depositan 10 pesos; que de nuevo el gobernador subsidia con impuestos de los jaliscienses a empresarios; que la mejor medida es que se baje la tarifa a 9 pesos; que el servicio no es de la mejor calidad y se premia a los transportistas…

***

Este domingo entró en operación el polémico carril exclusivo BusBici, sobre avenida Hidalgo. Dudas, conductores aferrados a seguir circulando por el confinado y, sobre todo, molestia generalizada siguen siendo el común denominador en torno al proyecto; sin embargo, ni las advertencias de las sanciones hasta por 18 mil pesos inhibieron la terquedad de automovilistas invasores del carril.

Y más vale que se ponga abusado, porque de que van por multas, van por multas. Ya están al acecho los policías viales, desde el martes pasado y sobre todo los agentes de movilidad municipal. Ya alistan pluma y folio, y ahora sí, a los aferrados en circular por el exclusivo les emitirán su cuantiosa y recaudadora infracción. No hay marcha atrás, ya dijo el alcalde tapatío, Pablo Lemus. Los primeros en ser sancionados podrían ser motociclistas que invaden el carril como si nada.

***

Ahí quedó, entre agaves. Sembrado en el camellón, de la avenida Manuel Acuña, frente a Casa Jalisco. Es un pequeño y delgado guayabo bautizado como “árbol de la esperanza”. Cada vez que salga o llegue a la residencia oficial, el gobernador Enrique Alfaro podría verlo. Aunque quizá no le agrade hacerlo, pues lo colocaron estudiantes de la Prepa 15 de la UdeG para recordarle “que nunca es tarde para reivindicarse” con la casa de estudios.

O sea, que entregue un presupuesto justo, que no amenace, que respete a la UdeG y que no le imponga cortes presupuestales, como se exigió ayer en la 146 (sí, 146) caminata de integrantes de la comunidad universitaria que llegan hasta Casa Jalisco. La duda ahora es si Alfaro observará el arbolito, ordenará que le coloquen su cajete, le pongan abono, lo poden y le pongan su agüita diaria. ¿O es mucha belleza tan solo imaginarlo?

***

Que a los camioneros les dará Alfaro 500 mdp y que los diputados naranjas quieren sea un pago anual, pero con la UdeG tiene un año de pleito por 150 para el Museo de Ciencias Ambientales. ¿Y si los directivos de la UdeG le chafiretean para ver si les toca algo de los 500 melones?

qp@ntrguadalajara.com

jl/I