INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Se está haciendo costumbre. Cinco años después de 2017 y 37 después de 1985, nuevamente se movió la tierra en el estado en un 19 de septiembre. Por más de 2 minutos los jaliscienses sintieron cómo las paredes se movieron de un lado a otro. Por fortuna, este año no hubo tantos daños como en los sismos anteriores. Las víctimas no se contaron en plural; aun así, no hubo saldo blanco. Una persona murió al quedar sepultada por una barda de una tienda departamental que cayó.

En Jalisco se reportaron dos lesionados en Sayula y decenas de daños materiales en los 125 municipios. El sismo agarró parejo. Tolimán y Zapotitlán fueron los más afectados. La Universidad de Guadalajara reportó diversos daños en sus planteles. Eso sí, el saldo más intenso fue el que dejaron las escenas de crisis nerviosas. Y ahí sí, los birotes siguen siendo un buen antídoto.

***

Una señora sale corriendo de una tienda, alarmada, gritando, arrojando sus bolsas con el mandado, cuando sintió que el piso trepidaba y todo se movía; enfermos que se hallaban hospitalizados se arrancan el suero o corren con él, bajándose de las camas para ponerse a salvo; empleados desconcertados que no sabían si descender o no por el elevador; paredes que crujen y focos que se balancean, ante la mirada aterrada de las familias; trabajadores que observan cómo se bambolea de un lado a otro edificio que parecía venirse abajo; madres asustadas que corren por sus hijos a las escuelas. Y así, ayer, las escenas de pánico en Jalisco. La pregunta obligada fue, ¿y a ti dónde te agarró el temblor?

***

Ooooootro estudiante más, de la Universidad de Guadalajara (UdeG) se suma a la lista de desaparecidos en Jalisco. Se trata de Miguel Alejandro Soto Martín, de 21 años, alumno de la carrera de Ingeniería de Negocios del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas. Justo el día el grito de Independencia, este 15 de septiembre, se hallaba en su casa, en el fraccionamiento Los Olivos, cuando un grupo de personas ingresó y se apoderó del vehículo de la familia y del joven.

De nuevo, un miembro de la comunidad universitaria sufre el clima de inseguridad que se padece en Jalisco con consecuencias funestas, advierte la Ude G, que reclama a las autoridades de la Fiscalía del Estado la inmediata búsqueda del estudiante. Hoy, a las 10 horas, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) organiza marcha de la Rectoría General a Casa Jalisco para exigir la pronta localización con vida de Miguel Alejandro. Nadie está a salvo en la entidad, ni en su casa.

***

Uno de los cuatro policías de Lagos de Moreno que fueron atacados a tiros la madrugada de este lunes tuvo la capacidad de reacción suficiente para alejar a los atacantes y salvar a sus compañeros. El único de los agentes que resultó ileso manejó la patrulla en la que fueron atacados hasta la base de la Comisaría para ponerlos a salvo y de ahí se los llevaron al hospital para brindarles atención médica.

Los policías del municipio alteño la han tenido difícil en la última semana, con tres ataques armados en contra de elementos de la corporación, de los cuales aparentemente dos fueron perpetrados en agresiones directas contra las víctimas, además de uno que se derivó de la persecución de unos sospechosos. Los indicios asegurados hacen pensar en una capacidad de fuego muy superior de los atacantes. Sumar ocho policías heridos en una semana es gravísimo. Luego por qué protestan, como ayer.

***

En medio de la violencia que sacude a Jalisco, a temprana hora se presentará el Programa Estatal de Cultura de Paz.

***

Y el mantra patriótico se volvió realidad: “Y retiemble en su centro la tierra…”.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I