INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

El gobernador Enrique Alfaro Ramírez dejó muy en claro sus prioridades en el proyecto de Presupuesto de Egresos 2023 que envió al Congreso del Estado. Para él, lo verdaderamente importante es que su oficina de comunicación tenga dinero pa’tirar pa’rriba y más en un año preelectoral. Para este rubro el mandatario pide a los diputados naranjas y sus aliados autorizar 348 mdp, una cifra que, puntualizamos, es casi el triple que la destinada para la investigación del paradero de más de 15 mil desaparecidos, ya que la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas tendrá solo 126 mdp.

El gobernador nuevamente deja en claro que, pues, la crisis de desaparición de personas (que ni considera es crisis) no está entre sus prioridades; limpiar o tratar de limpiar su deteriorada imagen, sí. Mientras, que los responsables de las desapariciones sigan haciendo de las suyas. La impunidad les está garantizada.

***

Luego de que el gobernador Enrique Alfaro presentara su cuarto informe sobre seguridad pública con cifras a modo, planchaditas, pues, y que arremetió por enésima ocasión contra medios informativos, cual aspirante frustrado a editor, le cayó un aguacero en su milpita. Una de las voces críticas provino de la Universidad de Guadalajara (UdeG) que desde el título del comunicado fijó su postura: es “preocupante la nula autocrítica del gobernador en su informe”, para señalar que alarma escuchar a un mandatario “que está más preocupado por combatir la percepción en lugar de concentrarse en combatir la inseguridad en sí misma”. Esto, además de rechazar que haya “plumas pagadas” por la casa de estudios.

Otra de las voces críticas, conocedoras del tema, fue el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad). Solo por mencionar una de las precisiones que hace la agrupación, menciona que la desaparición de las personas fue el único delito del cual no presentó datos de sentencias condenatorias, las cuales ascienden a solamente 11 a julio de 2022, que corresponden a 0.09 por ciento de los 12 mil 65 expedientes activos a cargo de la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas. Las cifras que ofrece Alfaro, las que no dice y las que no tiene, y sus particulares enfoques e interpretaciones, no son dogmas de fe; sí son debatibles.

***

El diablo está en los detalles... y el dinero. Más allá de discursos, en el presupuesto de egresos, lo hemos dicho, se ven las prioridades. Y si bien es cierto que en el proyecto de presupuesto 2023 del gobierno de Jalisco incrementan de forma global los recursos para hacer frente al cambio climático y la contaminación, al revisarlos con lupa saltan recortes inexplicables.

Por ejemplo, al bosque La Primavera le quitan más de 260 mil pesos para el manejo del fuego y la restauración de los ecosistemas (y luego en la época de estiaje, los incendios de nueva cuenta asolan a la masa arbórea).

Tampoco se entiende por qué eliminaron la bolsa de más de 100 mil pesos para apoyar a los municipios en el manejo de residuos, o la casi desaparición del dinero para que Salud Jalisco atienda a la población vulnerable por el cambio climático.

Pero el tijeretazo con el que sí nos dio el patatús en este H. Quinto Patio es el recorte de casi la mitad del dinero que tiene la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente para fortalecer la vigilancia e inspección en torno al río Santiago. ¿Así quieren cachar a quienes contaminan el cauce? ¡Qué bárbaros!

***

Bien escribe la ex ombudsperson, ex edil, ex fiscal y poeta Guadalupe Morfín, en un tuit: “El tono beligerante de un informe en seguridad no da paz”. Tomen nota.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I