INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Ya no queda duda alguna que Enrique Alfaro Ramírez pasará a la historia como el gobernador que más endeudó a Jalisco. Según las cuentas que el mismo mandatario envió al Congreso del Estado como parte del paquete económico 2023, la deuda pública de Jalisco llegó en sus primeros cuatro años de gobierno a 31 mil 785 millones de pesos. Ese monto incluye la deuda heredada, que fue de más de 17 mil 444 millones de pesos, así como la que el mandatario ha contratado, tanto los dos megacréditos de 5 mil 250 mdp y 6 mil 200 mdp, como los quirografarios de 600 y 200 mdp que recibió en diciembre de 2021 pero que se gastó este año. 

A eso sumemos que la deuda heredada se renegoció y el incremento en las tasas de interés. Así que lo previsto es que a diciembre de este año los jaliscienses debamos a bancos más de 27 mil 282 mdp. Además, según el proyecto de Presupuesto de Egresos del próximo año, de los más de 3 mil millones de pesos que se usarán para pagar deuda, solo 17 por ciento irán a capital y el resto a intereses, comisiones y costos. Así que endeudados, sí que lo estamos. Imposible negarlo. Son sus propios datos. 

*** 

Miles de jaliscienses estuvieron ayer frente a las oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE), pero no acudieron por su credencial de elector. Se manifestaron en contra de la reforma electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador y de Morena, y a favor de que no sea desaparecido el organismo electoral. Lo que está en juego es, de manera central, quién o quiénes controlan al instituto, con miras a los comicios de 2024, y cómo elegir a los que organizarán el tinglado comicial. 

En política, dicen los que saben, ningún adversario es pequeño. Y las manifestaciones organizadas no solo en Jalisco, sino en la Ciudad de México y en decenas de ciudades, no son para menospreciarse. La oposición logró articular a distintas expresiones críticas hacia López Obrador y a su partido, Morena. De ahí que más les vale tantearle el agua a lo que cocinan, porque lo que ocurrió este domingo significó la muestra de mayor fuerza y movilización hacia no solamente lo electoral, sino un repudio a las descalificaciones y agresiones hacia quienes piensan diferente. La 4T pierde peso en la clase media. 

*** 

Y hablando de Morena, el que de plano sigue ¿auto destapándose?, ¿auto corcholateándose?, es el coordinador de los diputados locales de Morena, José María Martínez. El ex panista estuvo en Puerto Vallarta, con militantes del partido guinda y entre sus pronunciamientos, hay que preguntarnos, ¿cómo puede interpretarse eso de que ‘Chema Martínez, con visión y capacidad para iniciar la transformación de Jalisco’?  

Oooootro político que, pues, asegura que sabe transformar al estado. Eyyyyyyy. Recordemos que hasta hay quien sostiene que ha “refundado” Jalisco en un 80 por ciento… sin que nadie lo note… Bueno, sí, algunos naranjas… 

*** 

En el sureño Tuxpan estuvo Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz y Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. Dictó la conferencia Derecho indígena en la prepa de la UdeG. Y tan clara fue en su mensaje sobre el derecho indígena, que el rector general de la universidad, Ricardo Villanueva, reconoció: "Muchas veces, las instituciones llegamos con la soberbia de imponer una cosmovisión y una forma occidental sin comprender el mundo en el que llegamos". 

Y no quedó ahí. Villanueva se comprometió a introducir una materia sobre derecho indígena en la Licenciatura en Derecho a través de la experiencia de la UNAM, que cuenta con ese programa académico, y ampliar la oferta junto con los programas de la Licenciatura en Educación Indígena y los bachilleratos interculturales de la UdeG. Menchú dejó huella, pues. 

qp@ntrguadalajara.com

jl/I