INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

¡Suena el traca-traca! ¡Se armó la rebambaramba! (Perro Bermúdez dixit). Y es que está color de hormiga el pleito interno en Jalisco de Movimiento Ciudadano (MC). Haciendo honor a su nombre, naranjas se arrojaron las ídem, pero podridas, unos a otros. El alcalde tapatío, Pablo Lemus Navarro, sostuvo sus dichos de los que se “arrastran” para rematar ayer con que no solo son eso, sino también “secuestradores” y “arrimados”. Y dio nombres, pues señaló a Alberto Esquer, titular de la Secretaría del Sistema de Asistencia Social, y Manuel Romo, dirigente estatal del partido, ambos ex panistas.

Lemus Navarro acusa a los dos ex blanquiazules de intentar apoderarse del PAN y que por eso los corrieron, pero que ahora no permitirá intenten secuestrar a MC. Incluso, advirtió que pedirá que sean ¡expulsados!

***

El que llamó a que prevalezca la “sensatez” de Lemus, Esquer y demás es el gobernador Enrique Alfaro, a quienes pidió que haya “voluntad para hablar”, pues ahora el futuro de MC está en manos de ellos. Y que él, pues, es algo así como un rockstar de la política, exitoso, que ha puesto a muchos en su lugar, que ha logrado todo lo que se ha propuesto; casi, casi un modelo a seguir. En serio, lo dijo maomenos así, ai para el que quiera modelarlo.

Las declaraciones de Lemus han hecho que se cimbre el partido naranja en la entidad. Funcionarios y diputados se han apresurado a alinearse hacia uno u otro lado; o hacia el partido y, claro, el mandatario estatal. Un ejemplo son los regidores de MC en Guadalajara, donde nueve cierran filas en un documento con Alfaro y el partido, y donde no firma solo un edil, Luis Cisneros, quien dirigiéndose a Esquer le tuitea: “Qué pena que se quiera ganar la candidatura a gobernador con intrigas y grillas”. ¡Sopas!

***

Y, miren, entre la UdeG y Pablo Lemus hay cercanía a propósito de la Feria Internacional del Libro. El rector general, Ricardo Villanueva, lo felicitó por cumplir con su papel de ser presidente de la Capital Mundial del Libro y no desairar el evento. Incluso afirmó que perdía más el partido y no Lemus. ¿Hasta dónde llegará el acercamiento?

***

Ignoramos si lo tomó a ¿chunga?, ¿cotorreo?, ¿vacile?, ¿metáfora?, y si se refiere al pleito interno de MC en Jalisco, pero el diputado federal por ese partido, Salvador Caro, escribió: “En el rancho la presa se desbordó, el río está revuelto, las vacas no dan leche, los becerros buscan al toro y el pollo se salió del corral”, para luego hacer referencia a la canción de Pancho Madrigal al mencionar: “Jacinto Cenobio en el infierno de la ciudad”. ¿O alude a lo que sucede en la Ciudad de México? O, ¿ai que caquien entienda lo que quiera?

***

El gobierno federal ya cerró la pinza sobre la polémica empresa Caabsa, concesionaria de la basura en cuatro municipios metropolitanos. Luego de la sorpresiva clausura del tiradero irregular de Matatlán, que tenía un año de operar mientras el gobierno de Jalisco se hacía pato y volteaba para otro lado, ahora la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró Los Laureles. Nos cuentan que los inspectores federales llegaron al basurero ubicado en Tonalá y trabajadores de Caabsa no los dejaron entrar. “¿Ah, sí?”, imaginamos que pensaron los inspectores y, ¡tómala, barbón! Que les clausuran el changarro.

Recordemos que Los Laureles fue cerrado en noviembre de 2021, y avanzaba lentísimo el plan de rehabilitación para mitigar la contaminación del basurero más grande de Jalisco. La vigilancia del cumplimiento que estaba en manos de la autoridad estatal y ahora pasó al gobierno federal, donde todo apunta a que saldrán chispas por los malos manejos de Caabsa.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I