INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Mientras que el gobernador Enrique Alfaro aseguró que, dado el nuevo repunte de casos Covid-19 en el estado y la presencia de la nueva variante Delta, se incrementarían las pruebas para detectar el virus en jóvenes, pos les contamos que el call center para hacer cita se cae a pedazos. Dista mucho el decir del hacer. Primero, el servicio telefónico que operaba la UdeG, cerró. Segundo, el único que medio funciona es que el administra la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), peeeero sirve a medias, y decir que funciona es eso, sólo un decir. 

El caso es que si usted es de los pocos afortunados que logra que le responda un operador, pues tendrá que esperar 48 horas para que le llame un doctor, le haga otras preguntas y le diga si sí o si no le darán cita. Si la suerte sigue acompañándolo, pues entonces busque un ajedrez, junte los libros que no ha leído y a esperar otros días más a que esa cita llegue. La deficiencia en el sistema resulta una barrera para acelerar la cantidad de personas detectadas con el nuevo coronavirus y evitar una cadena de contagios. ¡Uh! ¡Qué gacho! 

*** 

Que ahora sí, va de a devis. Que habrá ce-ro to-le-ran-cia para bares, antros, alitas, cantinas y restaurantes que se pasen de listos y omitan los límites de aforo, así como las medidas sanitarias antibichos covidianos en Jalisco. Así lo advirtió el coordinador de desarrollo económico, Alejandro Guzmán Larralde, quien aseguró que la sanción será una clausura definitiva, o sea, adiós con el negocio. Pero… ¿por qué hasta ahora habrá medidas punitivas de ese tamaño? Ah, pues porque, reconoció el funcionario, no hay capacidad operativa en las áreas municipales de Inspección y Vigilancia para estar en todos lados, cual superhéroe. 

Sin embargo, a ver cómo le hacen para controlar esos tugurios, antros y hasta cervecerías que, en toda la pandemia, se pasaron por el arco del triunfo cualquier disposición, y hallarlas, créalo, no es tarea del otro mundo, y sí, quizá de ponerse lentes con buena graduación y sobre todo voluntad para observar lo que deben sancionar; vamos, es un secreto a voces que hacen como que no ven ¿por razone$ que ignoramos? Así que, adiós farras, adiós after, adiós toda posibilidad de concurrencias masivas. Pero sabe qué, ojalá se aplique la medida. Por el bien de todos. 

*** 

El presidente Andrés Manuel López Obrador bateó al gobernador Enrique Alfaro ayer. Supuestamente ya iban a tomar decisiones sobre qué pasará con El Zapotillo, el gran proyecto que Alfaro ruega porque se le cumpla antes de irse de manera oficial a la campaña rumbo a la Presidencia. 

Sin embargo, AMLO le dijo “pérate, ven en 15 días”. ¿Será que en 15 días le den más largas? Al menos a él sí lo atendieron en una de sus muy acostumbradas mesas poco servibles. ¿Cuándo recibe él a los habitantes de Temaca?, porque Alfaro ni siquiera les ha dicho “pérense tantito”. 

*** 

El negocio de la compra de un inmueble para el Poder Legislativo estatal se canceló y ahora decidieron gastarse el dinero en la rehabilitación del Edificio Juárez (ubicado en la avenida ídem de GDL), aun cuando los diputados se pasaron tooooooooooda la Legislatura diciendo que no era viable. Parece que sólo quieren gastarse el presupuesto antes de que lleguen los relevos y esto incluye que los ahorros los dejarán en ceros. 

A ese edificio pasarán el archivo, cuando juraban que el segundo piso y el mezzanine no aguantaría el peso de tantos documentos, pero ahora señalan que (dijo su mamá que) siempre sí. Lo más sorprendente es el cambio de opinión acerca de un inmueble que aseguraban ya no servía y casi casi que debía derribarse… y ahora le invertirán entre 700 mil y 800 mil pesos. Las veletas cambian de orientación… y juicio. 

qp@ntrguadalajara.com 

JB