INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Se les dijo, se les advirtió: el gobernador buscará la creación de su propio SAT para recolectar impuestos.

Lo más relevante es que según las pretensiones del virrey de la Nueva Galicia, Enrique Alfaro Ramírez, 2022 será el último en que esté vigente el convenio de coordinación fiscal de Jalisco con la Federación.

Antes de eso, propuso varios estudios y proyectos para ir preparando el camino, entre ellos, hablar con el presidente Andrés Manuel López Obrador para explicarle que quiere negociar un nuevo pacto.

Sin embargo, todo tiene un precio: para no seguir moviendo el gallinero, Alfaro está dispuesto a que en lugar de 2 por ciento del presupuesto federal sea destinado a Jalisco, él puede estar tranquilo con… digamos, 4 por ciento… a negociar.

***

Además, el gobernador nos dejó en ascuas acerca de los cambios que se vienen en su gabinete porque solamente habló de “un par” en los primeros días de enero de 2022.

Otro de esos temas es el de la línea 4 del Tren Ligero, de la que aún no tiene el presupuesto final como para desmentir o confirmar lo dicho por el alcalde Salvador Zamora en aquello de la tarifa a 30 años.

Auguró que, en la segunda mitad de su mandato, cual paciente campesino, cosechará todos los frutos de la labor que ha venido sembrando en los primeros tres años. Que no es por ser triunfalista, pero le tocaron circunstancias adversas y se siente “orgulloso”… y eso que la reportera le pidió un “tono autocrítico” en su pregunta.

***

Parece que las regañeras regresaron para quedarse. En el tono de sus respuestas, Enrique Alfaro dio a entender que sus ruedas de prensa semanales pueden retomarse. Al menos, prometió que para el próximo lunes daría algunos datos del avance de la verificación vehicular.

***

Sube el tono. El gobernador presentó una demanda por daño moral contra el periodista Ricardo Ravelo por publicar que un testigo protegido en Estados Unidos lo ligó con el crimen organizado. La respuesta del comunicador fue contundente: “Hay instancias internacionales libres de mafias. De ser necesario, acudiré a los más altos tribunales del mundo. Y hago responsable a @EnriqueAlfaroR de lo que me pueda suceder a mí y familiares ante la intimidación de la que fui objeto está mañana al amenazarme con una demanda”.

***

Como un enfermo crónico, a la estación Cetram de la Línea 3 del Tren Ligero, cuando no le duele atrás, le duele adelante. No se ha encontrado la medicina para que finalmente el entorno de la estación quede completamente terminado.

Vecinos de la colonia Alcalde Barranquitas evidenciaron cómo parte de la infraestructura de la Cetram ha sido objeto de vandalismo. Los desquehacerados ya arrancaron parte de las láminas laterales que protegen los cristales de uno de los ingresos principales y hasta con las jardineras arrasaron.

***

Para los cinéfilos de este vecindario se les recomienda la nueva película de Netflix llamada Don’t Look Up.

Es una extraordinaria sátira que retrata cómo aflora lo peor de nuestra cultura contemporánea: las fakenews, el negacionismo, las posiciones radicales, el fomento de la pseudociencia, el culto a la imagen, el capitalismo salvaje, la superficialidad imperante y la enorme altanería política. Todo en el marco de un planeta en peligro ante el impacto de un cometa asesino de civilizaciones.

Aunque es una comedia, la película es una gran advertencia para los funcionarios de la 4T o de la refundación naranja y sus respectivas hordas fundamentalistas.

Es notable el personaje de Jason Orlean, el jefe del gabinete de la Presidencia de los Estados Unidos: un barbero, necio, soberbio, burlón e ignorante. Los críticos de este Patio encuentran preocupantes similitudes con un tal Hugo Luna… hacedor de la misma chamba para Enrique Alfaro. ¿Será?

qp@ntrguadalajara.com 

JB