INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Ayer profes, directivos y rectores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) marcharon desde la Rectoría General para exigir seguridad fuera de sus planteles para las mujeres, ya que están siendo violentadas. En tan sólo tres días después de vacaciones suman siete denuncias por agresiones, una de ellas por violación de una estudiante en la Preparatoria 11. Acudieron al palacio de gobierno con la idea de entablar un diálogo y llegar a compromisos de seguridad para las jóvenes.

Peeeeeeero, para sorpresa de nadie, no estaban ni el gobernador Enrique Alfaro ni el secretario general de Gobierno, Enrique Ibarra. Por lo tanto, solo pudieron entregar un pliego petitorio sin más respuesta. El rector general, Ricardo Villanueva, recriminó la falta de compromiso de las autoridades que ven en estos actos nada más que golpeteo. Mientras Alfaro y compañía se hacen los ofendidos, las mujeres siguen siendo agredidas.

***

Cansados de tantos años de promesas sin que les restituyan las más de 10 mil hectáreas luego de un juicio agrario que ganaron, más de 100 integrantes de la comunidad wixárika sumaron ayer su tercer día de caminar desde las comunidades de San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan de Bolaños, allá en la región norte de Jalisco, rumbo a la Ciudad de México. Esperan plantarse afuera de palacio presidencial hasta que los reciba Andrés Manuel López Obrador.

Las tierras que no les han restituido están en Nayarit sin que haya nadie que ejecute la resolución de un tribunal agrario que se las devuelve. Así que luego de organizar una ceremonia a sus dioses, el lunes empezaron a caminar, de buen ánimo, aunque con poca difusión mediática. Calculan que llegarán a la Ciudad de México en 28 días en esta que es la primera caminata que organizan los wixaritari. Será una jornada doble de resistencia: para llegar y para que, uh, los atienda El Pejesidente.

***

El auditor superior del Estado, Jorge Ortiz Ramírez, estuvo ayer en el Congreso local por primera vez en esta legislatura. Y lo hizo para hablar sobre su plan de auditorías y de las cuentas públicas. Algunos legisladores se prepararon en el tema, pero hubo otros que, como suele suceder, simplemente hicieron acto de presencia. Asistentes de piedra, pues.

El auditor dio cifras, platicó de procesos y muy pocos le preguntaron. Aunque un poco parco, estaba dispuesto a contestar sus dudas, pero los legisladores sólo cuestionaron políticamente y el formato no ayudó a profundizar. El dato que dio el auditor es que entre los procedimientos administrativos de ejecución existen embargos por créditos cuyo monto asciende a nada menos que 550 millones de pesos. Y la mayoría son del saqueado y mal administrado Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal). Habrá que poner atención en hasta dónde llegan los procesos de embargo de la auditoría a través de la secretaría estatal de Hacienda, luego que buena parte del monto, 400 melones, está vinculado al instituto y a ex funcionarios.

***

¿Quiere su pensión? Que vaya personalmente por ella con riesgo de que lo detengan y termine en la cárcel. Fue la advertencia del rector general de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva Lomelí, a José de Jesús Covarrubias Dueñas, magistrado y ex profesor prófugo de la justicia acusado de abuso sexual y a quien, curiosamente, no hallan las autoridades policiales.

El magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado se puso vivo y ante su despido, exigió su jubilación. La UdeG, argumenta, no tuvo de otra más que entregarla, pero encontraron ese candado para condicionar el dinero al acusado. Para que cobre, debe ir por su cheque físico, y que cuando esto suceda, el rector general aseguró que avisará a las autoridades para que lo detengan y lo conduzcan a chirona. ¿Será?

qp@ntrguadalajara.com

jl/I