INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Jalisco en luto

Jalisco está nuevamente de luto. El asesinato del adolescente de 16 años, Eduardo Salomón Puertos Gaytán, nos recuerda el estado de indefensión en el que vivimos los jaliscienses, la inseguridad que impera no sólo en Jalisco, sino en todo México, y la crisis de desaparecidos que empaña a la entidad.

Ni en su casa estuvo a salvo. Un grupo armado golpeó la puerta de la vivienda de Eduardo, quien ante el temor les pidió a sus cuatro hermanos que se escondieran en un baño de la planta alta de su casa, mientras él le llamó a su papá para informarle lo que estaba pasando.

Su padre, David Salomón, detalló a medios de comunicación que Eduardo le marcó alrededor de las 14:30 horas para avisarle que tres hombres encapuchados trataban de entrar, él le pidió no abrir y relató que lo último que escuchó de su hijo fue la frase: “Ayúdame, papá”.

Esto sucedió el viernes 4 de febrero de 2022, en la colonia Los Fresnos II, en Tlajomulco de Zúñiga, y ese mismo día la familia de Eduardo acudió a la Fiscalía de Jalisco a denunciar la desaparición forzada de su hijo de 16 años, quien trabajaba en una tienda de abarrotes.

El mismo viernes, de acuerdo con la Fiscalía de Jalisco, se comenzó la investigación y el mapeo de los vehículos señalados por testigos a través de las cámaras de videovigilancia de Tlajomulco de Zúñiga.

El 5 de febrero, en una finca fueron encontrados dos cadáveres y el 6 de febrero se identificó que una de las víctimas era Eduardo.

Este domingo, a las 14 horas, el nuevo fiscal de Jalisco, Joaquín Méndez Ruiz, informó que el menor de 16 años fue localizado sin vida en una finca del Centro de Tlajomulco. El segundo cadáver no se ha logrado identificar.

El martes 8 de febrero, los colectivos de familias de desaparecidos protestaron en la Glorieta de los Desaparecidos para exigir justicia para Eduardo y para las familias que buscan a sus seres queridos.

También el martes, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, junto al nuevo fiscal, informó que se atiende el caso e incluso que se logró la captura de un implicado en el asesinato de Eduardo.

“Para mí era muy importante poder dar seguimiento, insisto, desde temprano en la mañana a este asunto en donde me confirman que ya está el primer detenido, confirmada también su participación también en este asunto por parte de la Fiscalía y ahora se va a seguir todo el proceso legal”, dijo el mandatario estatal.

El gobernador también comentó que “no nos vamos a distraer con los señalamientos, las descalificaciones de quienes quieren usar de manera verdaderamente vergonzante los temas que lastiman al estado para golpear políticamente”.

Señalar la crisis de inseguridad no es descalificar y golpear políticamente. Las familias esperan justicia.

En Jalisco al corte del 31 de enero de 2022 hay en total 11 mil 180 personas desaparecidas, de las cuales 9 mil 878 son hombres y mil 302 son mujeres, de acuerdo con el Sistema de Información sobre Víctimas de Desaparición (Sisovid) de Jalisco.

El caso de Eduardo me recordó el asesinato de los tres hermanos González Moreno, crimen que debió ser el punto de quiebre de nuestra paciencia como sociedad.

El viernes 7 de mayo de 2021, los hermanos Luis Ángel, de 32 años; José Alberto, de 29 años, y Ana Karen, de 24 años, fueron privados de su libertad por un comando armado que ingresó a su casa.

Fueron asesinados y hasta el momento no hay culpables. Ojalá que en el caso de Eduardo sea diferente; como sociedad queremos justicia.

mtorres@siker.com.mx

jl/I