INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Los abusos sexuales y las violaciones a niñas y mujeres continúan en Jalisco en doloroso aumento. Uno de los parámetros para acercarnos a una perspectiva cuantitativa de estos delitos se puede lograr a través de las víctimas que atienden los hospitales de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ). Ahí llegan en busca de auxilio, sobre todo las que tienen pocos recursos.

Tan solo en 2021 los hospitales públicos de la SSJ atendieron a 172 mujeres víctimas de violencia sexual: 107 por abuso sexual infantil y 65 por violación. Esto significó un incremento de 77.32 por ciento con relación a 2020 cuando atendieron a 97 mujeres: 66 por abuso sexual infantil y 31 por violación. Pero el crecimiento es exponencial cuando se compara con 2017, 2018 y 2019. Las cifras se disparan. Detrás de cada número están mujeres agraviadas, incluidas bebés, que demandan justicia y detener los ataques, ni una más.

 ***

A ver si las autoridades, con agujas e hilito, agarran el rollo. Y es que los colectivos de la sociedad civil ya no saben cómo hacer notar un problema que, al parecer, sólo los que gobiernan no quieren ver: la grave inseguridad, que va más allá de números y declaraciones amortiguadoras de la realidad.

Y es que regresó al Parque de la Revolución el espacio Bordando por la Paz: personas comprometidas con la tranquilidad y con la petición unánime para frenar la ola de feminicidios, desapariciones y crímenes de odio que padece Jalisco. Un acto de reflexión que busca ser un espacio físico donde, al menos por breves momentos, les dé tranquilidad y un mensaje de unidad a quienes, pese a la poca empatía de los gobernantes, siguen luchando por hallar a sus desaparecidos.

***

Mientras en el también llamado Parque Rojo se borda por la paz, en el cruce de la calzada Independencia y periférico familias con desaparecidos bloquearon ayer el paso de vehículos. Y, en una de las mantas, se dirigen a gobernador Enrique Alfaro para expresar lo que puede abarcar a cualquiera de los casos de desaparecidos en Jalisco.

Y le dicen: “Ayúdenos a realizar una buena investigación ante la fiscalía por mi hijo desaparecido. A todos nos puede pasar este gran dolor. Buscamos a José Octavio Avilés Saucedo”. En un país desgarrado por la violencia, ninguna autoridad tiene derecho a desdeñar a las familias con desaparecidos.

***

La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción ya respondió y aclaró que el retraso en las investigaciones por las inversiones que han costado millones de pesos en riesgos al Instituto de Pensiones del Estado (Ipejal) no son su culpa, sino del Poder Judicial (ái le hablan). Y precisó que una de las carpetas de investigación, la relacionada con los 600 millones de pesos que se invirtieron en la empresa Abengoa, ya fue judicializada, pero que en el Poder Judicial no les han dado fecha para la audiencia.

Además, asegura la fiscalía que hay tres carpetas judicializadas sobre las pensiones doradas (¿se acuerdan?), aunque solo en una ha habido audiencia, que es la relacionada con el diputado local de Morena José María Martínez. El resto, sí, admiten que están en integración. Pero ahora sí que, de cualquier forma, la justicia en torno a las millonarias decisiones equivocadas, que podrían llevar a perder ese dinero, camina len-ta-men-te. Los rumores apuntan a que en el Poder Judicial todavía no se ponen al día de toda la chamba acumulada durante la pandemia. O sea, que a esperar sentados…

***

Empezaron las actividades en que Guadalajara es la Capital Mundial del Libro 2022 durante un año. Tener en ese periodo acceso a los libros, a la lectura, a las actividades culturales tendrá que ser un festejo social que celebra la vida y promueve la paz a través de la literatura. A disfrutar se ha dicho.

qp@ntrguadalajara.com 

JB