INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Que no hay plazo que no se cumpla y, por fin, la ley cayó encima del ex titular en la administración pasada de la Secretaría de Salud Jalisco, Antonio Cruces Mada. Ya ni el arsenal, titipuchal, montonón y demás sinónimos de los amparos que promovió lo pudieron salvar. Finalmente fue sentenciado a nueve años de cárcel por el delito de desvío y aprovechamiento del servicio público.

Le cayó la voladora, después de que aún vinculado a proceso en múltiples ocasiones por diversos señalamientos, ya no podrá vitorearse en los tendidos de la plaza de toros. Ahora habrá de sacar lo desviado, porque adicional a los nueve años en la sombra tiene que pagar casi 6 mdp por reparación del daño. ¿Solo de la administración pasada tendrán que poner sus barbas a remojar?

***

Para el titular del Poder Judicial, el magistrado Daniel Espinosa Licón, no existen cuates y cuotas en el nombramiento de jueces, pese a que (ojo) no hicieron transparente el proceso y no dieron los nombres en orden de entrada para cuando haya vacantes. Ni siquiera revelaron la lista de calificaciones obtenidas o los resultados de los exámenes. Pero el magistrado sostiene que llegaron los fa-mi-lia-res de jueces, consejeros o magistrados porque forman parte de la misma familia que se ha preparado en estos temas. (¡Íralos, qué estudiosos!).

Lo sorprendente es que haya quedado la hermana del magistrado del Supremo Tribunal de Justicia José Luis Álvarez Pulido, como jueza de Lagos de Moreno, Alejandra Álvarez Pulido. También, oh, santa sorpresa, el cuñado del magistrado presidente Ezequiel Méndez Alonso; Ignacio Jiménez Ramírez, ex empleado de la Secretaría General de Gobierno, y Luis Ramón Fuentes Muñoz, ex abogado general en el despacho del gobernador. Además de Arturo Gerardo Martín del Campo, ex director jurídico laboral del gobierno estatal; y Krystian Felipe Luis Navarro, ex visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, quien tiene en su contra una acusación de acoso laboral y enfrenta un proceso interno, entre otros. Sobre Luis Navarro, Espinosa Licón lo defendió porque no tiene sentencia firme. ¿En serio, en serio, no hubo reparto de cuotas y cuates? ¿Quién en su sano juicio les cree?

***

La justicia, tarde, pero llega…. Al menos en este caso… y así lo espera la comunidad indígena de Mezcala, que cumplió 23 años de lucha contra la invasión de cerca de 20 hectáreas de sus tierras comunales por parte del empresario tapatío Guillermo Moreno Ibarra. Una historia donde los comuneros enfrentaron criminalización de las autoridades estatales y municipales que por aaaaaaños se pusieron del lado del invasor. Hubo detenciones arbitrarias, mientras el invasor se adueñaba de bosques y desviaba arroyos hacia su casa de descanso, despojando a la población del líquido.

Pero el agandalle del empresario y los políticos que lo cobijaron debería terminar hoy, cuando el Tribunal Agrario y la Guardia Nacional hagan ejecutar la sentencia definitiva que regresa a Mezcala la posesión del invadido cerro El Pandillo, con vista privilegiada del lago de Chapala, en Poncitlán. Así, Mezcala tendrá motivos para una fiesta total al recibir las tierras invadidas. Las transformará en una universidad para las generaciones jóvenes de la aguerrida comunidad indígena.

***

La Secretaría de la Defensa Nacional hizo bien su trabajo. Le atoró al enfrentamiento en las inmediaciones de plaza Landmark. Hay dos presuntos agresores heridos y detenidos. Eso sí, hay otros civiles lamentablemente lesionados. Y el gobernador Enrique Alfaro en vez de poner el acento en los atacantes arremete contra los escoltas. A menos que tenga otros datos (AMLO dixit) que no ha dicho.

Los que han salido trapeados son los policías zapopanos por llegar luego de los cocolazos.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I