INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

La autoridad federal, por fin, ya le entró de lleno al cochinero del basurero de Matatlán, ese que la empresa Caabsa Eagle opera de forma irregular en Tonalá desde noviembre de 2021. Muy largo ha sido este año para habitantes de fraccionamientos cercanos al basurero, que han padecido malos olores, animales indeseables, quema de basura, contaminación, afectaciones a la salud y escurrimiento de lixiviados. Pero también agresiones e incluso el asesinato en febrero de una de sus compañeras, Verónica Patricia Guerrero Vinueza, abogada que ya había recibido amenazas.

La violencia que ha afectado la lucha social de los vecinos afectados, también estuvo presente en la clausura que pretendió imponer la autoridad ambiental federal ayer a mediodía, cuando pepenadores y empleados de Caabsa les impidieron el ingreso a los inspectores y les arrancaron de las manos el sello de clausura. Ahora tocará intervenir en el avispero a la Fiscalía General de la República, ante los delitos ambientales que se constituyen al violar una clausura y continuar arrojando desechos en un predio irregular. Recordemos: los pepenadores se habían manifestado hace meses frente a palacio de gobierno.

***

Que varias auditorías estatales a la UdeG y a la FIL se están cocinando de forma simultánea en este momento, de acuerdo con el rector general Ricardo Villanueva Lomelí. Dijo que el problema no son las revisiones, porque según él es muy chipocluda la administración de la casa de estudios, pero sí reconoció temer que se le dé uso político al trabajo de los auditores.

Incluso, aseguró que un pajarito le contó que el gobernador Enrique Alfaro Ramírez se reunió con el auditor superior del estado, Jorge Alejandro Ortiz Ramírez, para presionarlo a revisar y fincar irregularidades a la UdeG. ¿Será que sigue subiendo el tono y el uso de instituciones en el enfrentamiento del mandatario contra la casa de estudios?

***

Un político tiene que ser, por encima de todo, congruente y fiel a sus convicciones. Eso fue lo que llevó a Pablo Lemus a ausentarse de la marcha convocada por el gobernador para movilizar a MC a manifestarse contra la UdeG y la FIL, entendiendo que los asuntos políticos deben resolverse en la arena política y no en manifestaciones callejeras.

Pero no faltan los lambiscones de siempre que, en afán de quedar bien con su jefe, salen a dar declaraciones rasgándose las vestiduras, como es el caso de Alberto Esquer, quien sin mencionarlo por su nombre atacó al alcalde de Guadalajara en un programa de radio y de paso se llevó entre las patas a Chava Zamora, Hugo Luna y Clemente Castañeda, muy cercanos a Alfaro, quienes tampoco acudieron a la marcha. Lemus está concentrado en su trabajo y ayer recibió a la princesa de Sharjah, país invitado de la FIL, en el Museo de Guadalajara. “Ladran, Sancho, señal que cabalgamos”.

***

Un entusiasta participante en la manifestación sabatina y naranja “por una UdeG libre”, que culminó frente a la FIL, es el secretario general del ayuntamiento tapatío, Eduardo Lomelí. Resulta que ayer, en mantas colgadas en puentes peatonales, a él y al jefe policiaco Pablo Sánchez los acusan de recibir cuotas mensuales y les exigen cumplir acuerdos con “maquineros”. Y los amenazan: “Última advertencia”. El alcalde Pablo Lemus prometió investigar.

***

Pues no, no se presentó ayer en la FIL el senador Dante Delgado, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano. Estaba anunciado como ponente en el foro Democracia y Populismo. Podrá argumentar que se le retrasó el vuelo, que le hizo daño una torta de tamal, que ver tantos libros juntos lo marea, que se lastimó la rodilla, peeeeero la verdadera razón, ¿está en aceptar la orden del naranja mayor de Jalisco?

qp@ntrguadalajara.com

jl/I